Seguidores

domingo, 2 de septiembre de 2012

Recuerdos.

Hoy he visto una entrada que no va...
NO DE PATCHWORK....


Va de la crisis....

De casualidad he encontrado este blog de Jota....
"esta un poco seria" os aviso... 
Quizas no me he fijado tanto en el contenido crítico de la entrada,
 (con el cual estoy bastante de acuerdo)
A mi me han hecho mucha gracia las imágenes que ha puesto....
Porque me ha traído unos recuerdos 
TAN TAN BONITOS.

Todos los he vivido.
El teléfono... estaba prohibido llamar por teléfono...
solo servía para que te llamasen.

Los coches.... 
mi seiscientos siempre ha sido mi preferido.
Los juguetes... lo que cuidabamos los juguetes.
Y lo más importante...LO QUE JUGABAMOS.
mis hijos han de nacer 4 veces para jugar lo que yo he jugado...
 CON CUALQUIER COSA.
La de tiendas que me he hecho yo con la despensa de mi madre.... ahhhhhh que despensa.

La ropa... bueno...
yo tenía dos primas mayores, mi tía Maruja les hacía dos vestidos iguales... 
esas chiquillas no rompían NADA...
luego yo heredaba el de la pequeña... Rosa Camila, y a los dos años cuando POR FIN no me venía...
 tenía impecable el de su hermana mayor, 
me pasaba 4 años de mi vida con el mismo diseño.
Ahora solo llevo pantalones. 
Los zapatos...YO SI he llevado algodón en la punta de un zapato nuevo.
La luz... antes de cambiar de habitación apagabas la luz de donde salias.
El brasero... todos veíamos LA MISMA película...sentaditos al rededor de ese brasero. 
El baño...yo recuerdo oler a colonia,...
de chiquitina, primero me bañaban a mí "la peque" y luego iban  "los nenes"en el mismo agua. Los viernes.
Las visitas... a mi no se me ocurría pedir ni un vaso de agua.. cuando íbamos de visita.
Los bares... bueno, no puedo hablar pues a mi nunca me han llevado de bares....
el aperitivo en casa.
Los veranos...que veranos... sin hacer nada...
los veranos eran para jugar... bañarte y volver a jugar.
¿actividades extraescolares?
una invención de ahora.



Estoy bastante de acuerdo contigo.
Yo no cambiaría absolutamente nada de mi infancia ni de la educación que me han dado en casa.
Pero nada de nada.
En este sentido me considero una privilegiada.
¿hecharle la culpa de todo a los políticos?
no lo veo del todo claro... 


Por la parte que me toca....
no me gusta generalizar,
y me da mucha pena cuando oigo,
que los políticos son todos unos ladrones,
y que los maestros no trabajan.
Habrá de todo, en todos lados ¿no?

¿Nuestras siguientes generaciones? 
Bueno... 
soy partidaria de facilitarles un poquito las cosas... pero siempre con unos principios y unas obligaciones.
Ahora
si quereis profundizar sobre el tema, 
un poquito con ella,
 en plan MÁS SERIO

21 comentarios:

  1. Tienes mucha razón, valorabamos lo que teníamos y disfrutabamos muchiiiiiisimo, ahora un no para un niño puede suponer un "trauma" y si le das un azote, cuidado que no te vea nadie que hasta te lo pueden quitar. Y encima ni hay valores ni nada que se le parezca. Besos y feliz fin de semana.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  2. Uy!!! Que entrada mas buena. Yo aun recuerdo que mi padre hizo un artilugio para hacer pollos a l'ast delante de la estufa de butano. Era para navidad y a las 6 de la tarde todavia estábamos dando vueltas al pollo. Pero luego nos lo comimos como si fuera el no va mas!!!!.
    Y no tengo ningún trauma de mi niñez por jugar con la agujas de tender de mi madre hora y horas.....
    Feliz finde guapi.

    Un besito.

    Olga

    ResponderEliminar
  3. Antes éramos felices con lo que había, y ahora nos parece que seríamos felices y tuviéramos más de todo aunque no nos haga falta. Me ha gustado mucho tu reflexión, gracias por hacernos pensar un poco. Un besote

    ResponderEliminar
  4. Que post!! genial, jo también me siento identificada con todo esto. Yo heredaba los jerseis de punto que hacia mi tia para mis primas, ¡como calentaban! y un pichi de pana que tenian las dos y que también llevé varias temporadas. Pero me encantaba, antes no teniamos tanto y eramos mas felices sin duda, ahora tienen de todo y no saben que hacer.
    Habrá que volver atras?
    Besos

    ResponderEliminar
  5. HOLA, ME SIENTO IDENTIFICADA CON ESE ESCRITO,TENGO GUARDADA UNA NANCI AZAFATA,REGALO DE LOS REYES MAGOS.HOY EN DIA NO SABEN VALORAR LO QUE TIENEN,PERO CREO QUE LA CULPA LA TENEMOS LOS PADRES,UN BESO.ISABEL

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Ufff que recuerdos!!!

    Ni peor ni mejor, diferentes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Jajaja...no lo he leido pero voy para allá...Jota es siempre así,en cualquiera de sus facetas,fascinante,me encanta!!!!!Bssss de buenas tardes, feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
  9. Reflexion para tod@s diria yo.
    No cambio ni una coma de esas, tambien mis vivencias, aunque el abrigo que me hacia mi madre, fuese cuatro tallas mas grande, y cuando lo estrenaba me tapara desde la nariz a los tobillos, pero cuando pasaban los años, ya iba poniendose en su lugar..... tenia que durarme 4 años..... que recuerdos..... (menos mal que aquellas telas no se rompian, ni se destinñaban, eso si, picaban un monton) :0)
    Acabo de leer a Jota, una entrada explendida, aunque tenga alguna discrepancia con ella, admito que tiene mucha razon.
    Besos Esperanza y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Me parece que somos casi todas de la misma época... Y esos zapatos Gorila que no había quien los rompiera: el primer año con calcetines gordos o doble calcetín, el segundo con los normales, y el tercero con calcetines finitos y deseando que llegara el buen tiempo para dejar los deditos libres. Y lo que inventábamos: yo me hice una máquina de escribir de cartón que no escribía pero sonaba igual que las de verdad... pero yo al menos, por pocas cosas que hubiera en casa, por mucho que heredáramos ropa y juguetes, por mucho que tuviera que mirar a mi madre para que me diera la aprobación o desaprobación de cualquier cosa (mi padre me dejaba más libre), me sentía enormemente feliz y querida y con unos valores que continúan dándome fuerzas en estas épocas convulsas.
    Me ha encantado tu entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me terminas de recordar.......el trozo de algodón que mi madre me metía en la punta del zapato....jajjaa. Eramos cuatro...y si ahora me cuesta a mi comprarle a mis dos chicos... me imagino a mi madre con cuatro y un sueldo...

      Eliminar
  11. Hola cielo
    pues mira...yo tampoco cambio nada de mi infancia y me hubiese encantado tener dos primas mayores...jajajaja.Yo soy la mayor y de lo que mas me acuerdo es de cuidarlos a todos jajaja.
    Mis hijos ayer se hicieron una discoteca en el jardin con los cartones de un ropero de ikea,y lo mas probable es que jueguen toda la semana con eso...a menos que llueva ,(LOS POBRES, no tienen Nintendo diria mi madre jajaja, me rio).Pero ellos felices.
    me voy a leer un poquito mas...un beso fuerte y linda entrada


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre le regalo a Guillermo un tobogan... cuando tenia 2 años...madre mia...la abuela.... un tobogan con lo que vale... luego con la caja le hizo una casa...El niño se pasó todo el verano metido en la casa.....

      Eliminar
  12. Bueno tengo que decir, que estoy agradecida de veras, por esta especie de "publicidad" hacia uno de mis blog, llevo tres años con cada uno de ellos y es la primera vez que tengo tantos mensajes y me han leido tantas amigas, algunas discrepancias o críticas son admitibles, y aunque siempre procuro ser consecuente con lo que escribo, sé que hay muchas personas que no están de acuerdo conmigo, yo tengo que confesar que tengo alma de escritora, y aunque me "dedico" habitualmente a otros menesteres, lo que mas me gusta es contar, por eso coso y cuento, o cuento gotas en mi otro blog dedicado a la literatura, en este, que es mi primera idea cuando me decidí meterme en el mundo bloger, apenas escribo, y lo cierto es que me a sorprendido esta acogida, casi tres años después de su inauguración, ( pero nunca es tarde si la dicha es buena), y por eso te estoy agradecida, y por esas vivencias, que tuvimos en nuestra infancia, que como dices, hay que vivir tres vidas, para vivir todo lo que hemos jugado, leido, aprendido y trabajado, y no por eso se nos caían los anillos, ni éramos mejores o peores, por llevar esa trenca de colegio de pago, azul marino con botones de cuerno, que mi madre me "arreglaba" de una sobrina de mi madrina, que creo que no es que tuviese la misma, es que siempre era igual y del mismo color, unas veces corta, otras más larga, cada invierno de mi infancia lo recuerdo con esa trenka, hoy he ido de compras con dos de mis hijas, y en Pinky, había una parecida, ( ahora son moda, ya ves) he estado a punto de comprarla, al final he pensado que aún hace demasiado calor, pero no se, lo mismo en rebajas, me la compro jajaja, bsss, y mil gracias por el apoyo incondicional.

    ResponderEliminar
  13. Una entrada muy entrañable, me ha hecho recordar muchas cosas,está bien recordar de donde
    venimos y cuales son las cosas importantes de la vida, y que con menos, antes eramos más
    felices. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola amiga!!!
    Felicitaciones por tu reportaje...está genial!
    Feliz fin de Semana y un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  15. jajajjasjaj, me encanta esta entrada, todas hemos tenido la misma infancia? ah, la ropa, yo era la pequeña de cuatro chicas , pero antes que yo estaba una vecina, luego yo se la pasaba a la hermana pequeña de esta vecina... la pobre... le llegaba todo tan pasado de moda... pero lo que me he reido con lo de tus primas... qué faena! y lo de las visitas, a mí me pasaba igual... te sacaban galletas de chocolate y tu madre diciendo que no te gustaban... ais, que recuerdos... nosotras cuando salíamos los domingos de paseo, mi padre nos pedí un kas en 4 vasos, imagínate... gracias por estos recuerdos tan bonitos... totalmente de acuerdo contigo... un millón de besos!

    ResponderEliminar
  16. Estoy muy de acuerdo contigo, ni generalizar ni dejar de admirar la buena infancia que pasamos y de la que cada minuto quejase disfrute, ahora puede ser que le haga la vida más fácil o demasiado fácil a mi pequeño , no digo que no, puede estar mal, seguro, si quiero corregirlo?, sólo leves cosas, me gustaría que disfrutara más de jugar y de los juguetes, y de lo que cuesta conseguir la cosas pero de eso la culpa no es de los políticos....también le intento dar más inglés.....
    Una reflexión que me ha agradado mucho muchísimo leer...
    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Has despertado mi curiosidad y voy a visitar el blog para leer la reflexión completa; estoy totalmente de acuerdo contigo: yo tampoco cambio la educación recibida en mi infancia porque me ha ayudado a ser como soy y a valorar cada cosa en su justa medida. Es difícil inculcar a nuestros hijos esta filosofía de vida pero yo soy de las madres que lo intenta y creo que no me ha ido mal del todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. ¡Madre mia! que recuerdos a mi también me bañaba mi madre los viernes, primero las dos chicas y luego los tres chicos, nos poniamos el pijama limpito y cenabamos un vaso de Cola-cao calentito y rosca de aceite ¡Dios! yo no cambiaria nada de mi infancia apesar de ser la mayor de cinco y cargar con responsabilidades que por edad no me correspondian, pero pasaria de nuevo pòr ello.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Olá bom dia e te desejo uma boa semana.Li o que escreveste no teu blog,e gostei.Fez-me voltar para traz no tempo.Eu tenho 73 anos e fui educada como tu descreves,indo á praia no Verão e fazendo jogos com as amigas,lendo um livro nas alturas de mais calor e aprendendo a bordar,todos os dias durante 2 horas...Em noites de Inverno ouviamos radio(ainda não se falava de TV em Portugal,nem aí em Espanha)enquanto a minha mãe e avó coziam ou bordavam,ou faziam crochet.Banho ao Sabado,nos outros dias a higiene era feita com agua fria,apagavamos as luzes quando iamos de um lado da casa para o outro.Se eramos felizes?Claro que eramos,davamos mais valor ao que tinhamos.Desculpa escrever em Portugues,mas Castelhano só falo não escrevo
    Um abraço aqui de Cascais onde vivo

    Maria Benedita

    mbenedita.vendinha@gmail.com

    ResponderEliminar