Seguidores

jueves, 22 de marzo de 2012

Mi Primera Patizanca.

Hoy haré caso a Elena... 

-Tienes un poco abandonado el blog...
 me dijo ayer...


En agosto del 2009, 
me compre mi único libro Tilda. 
Fue un recuerdo de un viaje a Barcelona.


Lo he leído mucho, mirado y remirado...
incluso prestado...
(no soy partidaria de pedir ni de prestar mis libros de patchwork... 
creo que cada uno debe tener los suyos)
Pero hasta el martes... 
no me había lanzado con él.


No la puedo llamar Tilda,
 pues ni las telas son Tilda...
 ni el resultado final
es el de una perfecta Tilda.


La tengo que llamar Patizanca... 
porque no hay manera de ponerle 
las piernas rectas...
Me recuerda  cuando yo de pequeña, 
 metía los pies hacía dentro, 
y el médico me dijo que media hora al día 
tenía que andar con los pies abiertos.


Cuando pinté los ojos.... no miré el libro...
 y los hice diferentes.
Y las mangas...  
REYES, por mucho que me digas... 
y me animes.
QUE DIFÍCILES...
El pelo es otro cantar...
Si miras el tutorial de Chelo esta chupáo...
pero luego hay que hacerlo tú....
 Yo repetí... repetí... y tendré que repetir.
Si necesitais tutoriales Tilda...
creo que son los mejores que hay ahora mismo en la red.

 Seguro que os ha pasado más de una vez... 
que estas realizando un proyecto y al terminar 
os gusta más que al empezar...
Pues eso es lo que me ha pasado a mí con 
mi Patizanca... 
La ponga donde la ponga... 
QUEDA BIEN.
Ahora toca terminar mi casita sujeta puertas.


Segurisimo que esta, no es mi última Tilda...
crean adicción. 
Nunca me habían llamado mucho la atención,
he de quitarme el sombrero...
Son preciosas de trabajar... pero tienen su aquél.
No son tan fáciles como parecen.
Os recomiendo que probéis. 

Espero no tener problemas... yo los compré y los pagué.






Un besazo.